domingo, 20 de noviembre de 2016

Y el primer paso fue...


Amig@s, todos los que trabajamos por la INCLUSIÓN de los alumnos debemos tener bien presente que nuestro trabajo no debe parar cuando suene el timbre para salir al recreo...es ese timbre el que nos tiene que recordar que ese rato tan deseado para muchos niños, no lo es tanto para otros. 

Programamos y nos marcamos objetivos a conseguir como: desarrollar  habilidades sociales, fomentar y potenciar las interacciones entre iguales...pues queridos compañeros tenemos el sitio perfecto para llevarlo  cabo, EL PATIO.

Todo es mucho más sencillo de lo que imaginamos, somos nosotros mismos los que muchas veces nos ponemos las dificultades...primer paso: baja al recreo y observa, comparte, ponte en su lugar...¡ANDA! pero si podemos trabajar la empatía.

Así fue, observar ,anotar y actuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario