jueves, 15 de febrero de 2018

UN DÍA EN EL PATIO

Suena el timbre, es la hora del recreo. Hora en la que la gran mayoría de los niños están deseando que llegue, deseando salir corriendo y disfrutar de un rato en el que comparten con sus compañeros risas y juegos.
 Ahora bien, así no lo viven todos los niños. Algunos, este momento puede llegar a ser el más duro del día.Se sienten perdidos, desorientados, quieren compartir y no saben cómo, quieren jugar y no saben cómo acercarse y seguir a sus compañeros. Todo va demasiado deprisa.
¿Quién no recuerda aquellos momentos de patios en el cole?
Está en nuestras manos que estos momentos sean disfrutados por todos. Hagamos realidad esa INCLUSIÓN de la que tanto hablamos y de la que va más allá de la de pertenecer a un grupo-clase.No hagamos paradas a la hora de INCLUIR, sigamos INCLUYENDO, COMPARTIENDO y haciendo posible una participación activa en el recreo.

¡QUIEREN Y PUEDEN!
¡JUNTOS LA VIDA ES MÁS FÁCIL!





No hay comentarios:

Publicar un comentario