domingo, 24 de febrero de 2019

¿A qué jugamos?


A todos nos va muy bien, nos funciona el anotar lo que tenemos que hacer en agendas personales, saber qué vamos hacer a lo largo del día nos ayuda a estructurar mejor las diferentes actividades.
¿Os imagináis que al levantaros por la mañana no supierais que tenéis qué hacer?, ¿ que os presenten tareas nuevas en el trabajo y no sepáis por dónde empezar?, ¿ que haya muchas tareas y ningún orden?...
Creo que cualquiera de nosotros, ante estas situaciones de poco orden y caos ,mostraría estados de ansiedad, enfado, irascibilidad, etc ante tantos momentos inesperados.

Cuando hacemos referencia a la necesidad de estructurar y organizar el tiempo y el espacio, rápidamente pensamos en niños con TEA. Pero no olvidemos que todos los niños, necesitan orden, estructura y predictibilidad, en la medida de lo posible en sus jornadas .
De aquí la importancia de usar, acompañar y complementar el lenguaje (a  algunos niños les basta con unas instrucciones orales) con agendas visuales. Esto beneficia a todos, de siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras.
En entradas anteriores hemos hablado de historias sociales y de agendas, aquí os dejamos nuestra agenda de patios. Una agenda que nos ayuda a recordar a qué jugamos en nuestros patios.


En un cartón pluma colocamos las imágenes de los distintos juegos con los que vamos a pasar un recreo dinámico, esto nos ayuda  a recordar a qué vamos a jugar:
  1. Osito volador.
  2. Limbo.
  3. La gorra.
  4. Bailar.
Como siempre decimos, entre TODOS es más fácil y así es más fácil para TODOS.